Días de Pascua y enfermedad.Herramientas para mejorar.

Las pascuas son días de celebración. Da igual si eres cristiano o no, son  días de júbilo, todo el mundo sale a la montaña a caminar, bajan al mar y miran las cometas volar, se reúnen con amigos, hacen un pequeño viaje, una barbacoa con la familia…todos menos los enfermos graves del Síndrome de Sensibilidad Química Múltiple (SQM).

Estos días he pensado en vosotros y el alma se me encoge recordando esos días de soledad, una soledad impuesta por la enfermedad y tan despiadadamente mal entendida por la sociedad.

Los enfermos de SQM siguen con ganas de salir, de ver a sus amigos, de pegarse un baile o de irse de procesión pero…su estado de salud no se lo permite, los síntomas que aparecen ante el mínimo contacto con químicos comúnmente usados son extenuantes, las recaídas de los días siguientes a la exposición no les merece la pena y de nada sirven palabras bien intencionadas de apoyo  como : anímate, no pienses en ello o intentalo.

La vida transcurre tras un cristal, encarcelada en tu propio cuerpo que se pregunta una y otra vez como hacer para salir de esta prisión, una condena por un crimen no cometido.

Hoy me animo a hablaros sobre esto y deciros que si bien hoy estais encarcelados, la condena no es perpetua y de ella se puede salir.

Ahora bien, el guerrero siempre se prepara la batalla, planifica sus armas y no desiste ante nada.

Volveos guerreros de vuestra propia batalla, valorar las posibilidades de tratamiento (las hay), no os pongais excusas y aún con recaidas (que las habrá) perseverar hasta que se haga la luz.

Os hago un repaso de las herramientas que  a mí me han servido, hay que ponerlas en práctica poco a poco pero todas a la vez, mantenidas durante meses u años dependiendo de la gravedad del caso.

El tratamiento ortomolecular hay que llevarlo de la mano de un buen profesional, alguien que sepa manejar con éxito este tipo de enfermedades de principio a fin. Los demás puntos se pueden hacer desde casa.

No pongais excusas, invertir todo vuestro tiempo en el empeño de mejorar. Solo os puedo decir que hubieron días en los que mis fuerzas flaqueaban, sobre todo los días o semanas de crisis curativa, en los que parece que has retrocedido.Aún así, el camino siempre merece la pena.No os resigneis!

Puede sonar muy brusco pero la fase aguda de mi enfermedad fue mi gran herramienta, mi gran impulso, mi vida se habia reducido   a la nada, pues parecía que  nada había ya que pudiera hacer. Cierro los ojos y me veo a mi misma saliendo a gatas de la cama para ponerme los enemas, arrastrandome por la cocina intentando hervir un arroz. No quedaba nada más que poner toda mi energia( la poca que me mantenia con vida), en mi único y gran objetivo: salir de mi jaula de cristal y volver a vivir!!!!

*Las pautas que he mencionado en esta entrada son  igual de importantes y necesarias para enfermos de fibromialgia y del síndrome de fatiga crónica.

 

2 Comentarios en “Días de Pascua y enfermedad.Herramientas para mejorar.

  1. Muy de agradecer que te acuerdes de todas las personas que tienen esta enfermedad en grado severo. Ya no me incluyo porque llevo a cabo todos tus consejos (bueno, los que puedo permitirme) y mi salud ha dado un gran cambio.
    Mi sensibilidad a los químicos ha mejorado muchísimo y la mayoría de los días tengo una gran energía.
    Animo a las personas enfermas de SQM que sigan este tratamiento.
    En mi caso han sido fundamentales los zumos verdes, el cambio de alimentación, los enemas y la meditación.
    Creo que sólo hay un punto que no has comentado en esta entrada como importante, pero sí en anteriores, que es intentar andar 30 min. todos los días.
    En mi caso también me ha ayudado mucho hacer yoga, ayuda mucho tanto a nivel físico como psicológico.
    Muchas gracías, Amaya. Estoy segura de que nos estas ayudando a muchas personas.
    Saludos

    María

    • Gracias querida María por tu comentario.
      Como me alegra saber que has mejorado.
      Imposible olvidarme de los enfermos de SQM severa, como me voy a olvidar habiendo estado allí durante tanto tiempo……..
      Sí, el ejercicio moderado es muy importante, es cierto aunque sea 10 minutos al día ( a menudo cuando estás muy enfermo no puedes casi no eso).
      Al movernos mejoramos y ponemos en funcionamiento el sistema linfático sin el cual no podríamos desintoxicar bien.O mejor dicho, eliminar bien, una cosa es desintoxicar y otra eliminar…pero bueno ya hablaré de estos dos conceptos en otra entrada!
      Gracias por tu apunte,
      Amaya

Responder a Maria Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *