Tu mente, el capitán de tu barco.

Por muchos zumos verdes  que bebas, cócteles de suplementos nutricionales que tomes o aunque lleves la dieta más sana, ecológica y energizante del mundo, si tu mente está intoxicada nunca te curarás…

Cuando hablo de mente intoxicada (concepto que se puede aplicar a la mente de cualquier individuo  sin necesidad de estar “enfermo”) me refiero a una mente que siendo el capitán de tu barco (tu cuerpo) en realidad nunca se sacó el titulo (la toma de conciencia), nunca estudio como manejar los mandos (pensamientos y emociones) y navega a la deriva sin ser consciente de ello.

Cuando se atraviesa una enfermedad, nuestra mente nos martiriza una y otra vez con pensamientos cargados de frustración, es normal, no se puede culpar a una persona gravemente enferma por caer en esa espiral donde solo se ve oscuridad.

Durante el proceso de enfermedad, aunque sintamos que hemos  caído en ese agujero negro, si queremos salir de ahí, y ¿quien no lo quiere?, será vital que contemos con  una mente en paz además de  lúcida, optimista y creativa, que visualice  momentos de recuperación para empezar a generar un cambio.

Si  ahora mismo estás hundido  en ese pozo donde parece que no hay salida, te cuento que yo estuve justo allí también, en el mismo lugar donde estás tú ahora y que mi mundo solo era enfermedad, pensamientos de dolor, cambios de humor, mi vida se convirtió  en mis síntomas y durante mucho tiempo, mis escasas conversaciones eran monotemáticas (enfermedad), no podía ver más allá.

Mejoré enormemente cuando empece a realizar los ejercicios que propone el Gupta Program (no es la única herramienta pero ayuda mucho a cerrar el circulo de la recuperación). Hay un ejercicio de visualización, que se hace dos veces al día, donde te visualizas recuperada, haciendo todo lo que te gustaría hacer cuando hayas recuperado de nuevo tu vida. Esos ejercicios depositaron una semilla en mí, a partir de la cual empece a contar con el apoyo de una mente “menos tóxica”.

Si tienes una mente rápida y analítica como la mía, una de las cosas que necesitas para recuperarte es aprender a calmarla con el fin de que trabaje a tu favor, si los patrones que describo a continuación te resuenan y son familiares, poner de tu parte para que esto cambie te hará un gran favor.

*Hablas todo el tiempo de tus síntomas, de tu enfermedad, de lo tóxico que esta el medioambiente, las ciudades, el  mundo.

*Piensas todo el tiempo en tus síntomas, tu enfermedad, en  las actividades que no puedes hacer ahora y que antes sí podías, en cómo era tu vida antes de la enfermedad, en tu trabajo anterior etc..

*Culpabilizas y te enfadas con tus seres queridos porque no entienden que estés enferma y: “no ponen de su parte para que mejores”, y además: “no se implican en tu enfermedad”.

*Criticas a los doctores que te atienden y al sistema médico porque no entienden, ni conocen, ni quieren conocer, acerca de tu enfermedad y no te dan un solución.

*No sabes relajarte, ni eres capaz de sentarte quieta, tranquila simplemente porque sí, a respirar, meditar, visualizar y crearte otro mundo interior, siempre hay alguna excusa para no empezar con esta práctica diaria de atención plena, que sabes te ayudara.

*No pones en práctica desde casa, técnicas de desintoxicación, de respiración, cambios en tu dieta etc… y en su lugar, pasas el día buscando en internet una cura más, entrando en foros y leyendo todo el tiempo información sobre síntomas, enfermedades y posibles tratamientos. Internet es un herramienta excelente, pero al igual que tu mente, la red puede jugar en tu contra o a favor, tú eliges!

No siempre es necesario sentarse a meditar, para conseguir silenciar esa mente juguetona,aunque lo considero importante .

Mi rutina diaria incluye cosas que, naturalmente, incorporan y fomentan la quietud, focalizando mi atención en lo que hago, de manera que los nudos mentales se deshacen y la madeja de pensamientos se desenreda sola.

IMG_1689

¿Qué puedes hacer para desconectar tu mente y sosegar tus pensamientos?

  • Caminar y conectar con la naturaleza

Andar por el bosque o caminar descalza por la arena mientras presto atención a los sonidos de los árboles, de las olas que rompen en el mar instantáneamente cambia mi ritmo interior y mi mente se aquieta sin ningún esfuerzo por mi parte.

  • Meditaciones guiadas o Yoga Nidra

Si todavía no tienes el hábito  de meditar en silencio, puedes comenzar escuchando meditaciones guiadas, una técnica que utilizo a menudo, sobretodo durante el descanso  después de la comida del mediodía,donde no tengo sueño pero mi cuerpo me pide relax.

En la web de Alfonso Acero puedes comprar meditaciones que luego puedes escuchar en tu mp3.

El yoga Nidra es una meditación guiada, también se le llama “sueño divino”. Se te va guiando poco a poco a través de tu cuerpo, de manera tanto física como energética hasta que llegar a un momento de quietud interior maravilloso.

Cuando me siento en un estado agitado de actividad, periodos en los que me siento energizada pero a la vez nerviosa, utilizo las meditaciones de Jeffrey Crespo para volver a mi centro y recordar que más actividad no siempre significa mejor estado de salud.

  • Crear

Todos somos creativos, en muchas ocasiones este estado de creación innato en todo ser humano pasa desapercibido sobre todo por la falta de escucha atenta, hay muchas maneras de crear, yo revivo mi faceta artística cocinando, escribiendo y  dejando que mi mano instintivamente plasme mis pensamientos en papel, haciendo dibujos de arena en la playa, plantando y regando en mi jardín, haciendo fotografías.

Para acabar, siento la necesidad de puntualizar que con todo esto no quiero decir que “todo esté en tu mente” o que  “tus síntomas los hayas creado tú”, lo que quiero decir es que tú eres la única persona responsable de cómo reaccionas ante la sintomatologia que tienes y que solo una mente en calma es capaz de creer que la recuperación es posible.

 

8 Comentarios en “Tu mente, el capitán de tu barco.

  1. Wow absolutamente identificada con casi todos los puntos, especialmente con el de buscar en internet, que gracioso fue como mirarme en el espe jo, tengo FM , empezare por algo, gracias, muy bueno

    • Te animo a que comiences con tu proceso de transformación que seguro te va a llevar a una mejoría en tus sintomas y en tu vida en general!!Bienvenida al club!!

  2. Pingback: ¿Quieres saber más sobre mi tratamiento? | La Sanación de Amaya

  3. El mindfulness es una herramienta de trabajo esencial en personas con Síndromes de Sensibilización Central. ¡Cuanta sabiduría en tus reflexiones!. Se nota el camino recorrido, las horas dedicadas a escuchar tu cuerpo, tu mente, tus emociones… para trabajarlo todo de manera integral y hacer del camino una experiencia de aprendizaje absoluto. Voy a tener que poner de “deberes” a mis pacientes que te lean 😉
    Un abrazo mindful compañera

    • Gracias Maria José, no se si es ego, pero agradezco tu reconocimiento.
      Un fuerte abrazo!

  4. Llevo ya meses que no salgo de los foros y webs que tienen que ver con la enfermedad. De hecho creo que es lo que me ha llevado a empeorar muy rápido desde que me diagnosticaron este año.

    Ojalá me hubieran dado este consejo antes pero para aquel que todavía esté a tiempo, que no se deje llevar por el pánico y se extenúe bucando información. Mejor que se concentre en tranquilizar su mente y en comenzar un nuevo estilo de vida más saludable y en el que el descanso tenga un lugar predominante. Luego ir haciendo pequeños avances en todos los aspectos sin que los síntomas se noten más.

    Un vídeo en inglés que creo que está bien:
    https://www.youtube.com/watch?v=dTPxtqyuIfA

    • Julio,

      me alegra leer este comentario, muchas gracias por escribirlo para que otras personas puedan seguir tu ejemplo. El miedo nos paraliza y sin lugar a duda magnifica la sintomatología.
      Un saludo y buen día!

  5. Pingback: Cuando el Dolor acecha, la Actitud es lo que Cuenta… | La Sanación de Amaya

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *