Mi perro, mi gran amigo.

2014-07-20 14.33.49

Lourdes, mi hermana mayor, tiene un perrito, lo adora, bueno se adoran. Es divino, fue un gran apoyo para ella en momentos de dificultad. Quizá alguna vez la juzgué por ese apego tan grande, ese amor que se procesan…opiné  sin antes haber sentido algo parecido, creemos ser capaces de ponernos en la piel del otro, sobre todo, cuando se trata de juzgar e imponer nuestro modo de ver la cosas….

Entendí del todo a mi hermana cuando  Shiro llegó en Mayo del 2009. Era un cachorro de 3 meses, había pasado de mano en mano y nadie se lo quedaba, principalmente porque se suponía  que crecería muchísimo y así  ha sido…

Estábamos pasando unos días en una casita en el campo, nos la habían dejado de forma provisional para ver si yo allí podía mejorar. La casa, a pesar de estar en  la montaña, tenia huertos de naranjos cercanos y no estaba acondicionada, así que resulto ser, otro intento en vano,  aunque pensándolo bien, no fue tan en vano pues Shiro llego a mi vida. Una mañana soleada, unas chicas vinieron con un cachorro, buscando al propietario de la finca, él lo acogió sin pensarlo demasiado,  creo que  intuyó que el perrito se quedaría con Amaya.

Finalmente, decidimos  regresar al piso donde estábamos viviendo, volvimos  con el firme propósito de empezar a  buscar un lugar donde respirar aire “limpio” y minimamente acondicionado, nos volveríamos a  a mudar y lo intentariamos de nuevo. ( David y yo, desde que comenzó  mi mayor crisis de SQM, nos habíamos mudado ya tres veces en 10meses, ,yo no mejoraba en ningún lugar y los síntomas se incrementaban más y más.)

Fuimos a  diferentes lugares, poco a poco, cuando yo me encontraba con fuerzas. Recorrimos la Sierra Calderona, La Sierra Espadán, Guadalajara y Teruel…en una de esas salidas, Shiro nos acompañaba, yo estaba encantada con él y él conmigo, asi que ya nunca regreso a la casa de campo y nunca nadie lo reclamó…..

Finalmente nos mudamos a vivir a la montaña, desde la ventana de  mi habitación solo se ven arboles, pinos que me están sanado, aire que respiro sin miedo, sabiendo que no me hará recaer…

Shiro es un de los pilares de mi recuperación.

-He estado viviendo sola en la montaña durante el peor invierno  de  mi vida y él ha estado siempre ha mi lado, muchos días él ha sido el único Ser con el que me he relacionado físicamente ( mi familia me llama cada día para ver como me encuentro y  si necesito algo.)

-Es mi despertador natural. Me levanta cada mañana, me guste o no, puntualmente a las 8.30 a.m. Necesita salir a hacer pis, la mayoría de los días me levantaba sin ganas, parezco pesar una tonelada y mi cuerpo duele sin perdón. Aún así, intento visualizar y sentir lo beneficioso de ese acto que se ha convertido en algo cotidiano. Un esfuerzo que mi cuerpo empieza ahora agradecer, ahora que las mañanas duelen un poco menos….

La mejoría en la SQM pasa por  vivir en lugares limpios, poder respirar aire no tóxico, libre de pesticidas, perfumes, ambientadores, hidrocarburos, residuos tóxicos provenientes de fábricas adyacentes….respirando aire limpio, en mi caso, de montaña, sutilmente comienza el proceso de desintoxicación. Cada día un poquito, suavemente ese aire va limpiandome por dentro, y todo, porque Shiro me ha vuelto a sacar de la cama….

Luego me acuesto la siesta, dos horas de descanso después de comer. Cuando estamos desintoxicando, es muy importante alargar las horas de descanso y dormir bien.

-Shiro tambien es el responsable de que mi reloj biológico se haya regulado, me fuerza a salir de la cama temprano, es por esto que  a las 21.30-22.oo de la noche mi cuerpo me da señales de que necesita acostarse y descansar. He aprendido a escuchar a mi cuerpo y a hacerle caso siempre. Algunos expertos dicen que el cuerpo aprovecha el doble las horas anteriores a la medianoche. Es maravilloso acostarse pronto y levantarse con Shiro.

-Cuando he estado aquí sola, ha sido en él en quien he descargado mis afectos contenidos. A Shiro no le pongo ningún tratamiento químico para los bichitos y lo lavo con mi champú libre de perfume, así que le  abrazo fuerte sin miedo y el se deja hacer, nunca rechista, es un amor. Añoro mucho los abrazos,  a mi me encantaba abrazar fuerte y espontáneamente a mis seres queridos,ahora no es tán fácil…

-Cuando estas así de enferma empiezas a depender de los demás, a meses he vivido con mi madre, han habido periodos largos en los que  no podía ni mantenerme de pie por más de 5 minutos. No podía ir a hacer la compra, no lograba aguantar las bolsas con mis doloridas manos, no me podía cocinar, no era posible  lavarme en pelo sola pues mis brazos no respondían….y así empiezas a aceptar que ahora eres tú la que necesita recibir, he aprendido a recibir sin dar nada a cambio, mi familia es muy generosa conmigo…

Entonces, el simple hecho de ponerle la comida a Shiro cada día, hacia que todavía me sintiera útil, todavía alguien “me necesitaba”, aún estando enferma, podia cuidar de alguien, al ser humano le gusta sentirse útil, le gusta cuidar de los suyos. Y eso no cambia cuando enfermas. Siendo  yo  cuidada por mis padres, mis hermanos y por David, aún tenia alguien  a quien cuidar y ese era Shiro.

Gracias Shiro por ser mi gran amigo, a ti no te ha importado que estuviera tan malita, que a días saliéramos tán solo a ratitos muy cortos para que al menos tu pudieras hacer tus necesidades, por darme tu calor incondicionalmente, por esperar paciente a que llegaran días mejores, por dejarme besarte mil y una vez y decirte al oido que te quiero. Por devolverme con creces el amor que te proceso, te adoro..

16 Comentarios en “Mi perro, mi gran amigo.

  1. Verdaderamente me has llegado al corazón con el tema de shiro, yo tengo un amor especial a los perros, hace mucho que me resisto a tener uno por si no soy capaz de atenderlo como merece y la verdad es que me has removido y me voy a replantear seriamente volver a poner en mi vida ese ser que tanto me aporta y tanto conexión tengo con ellos, que son los perros, gracias por compartir

    • Lola,corazón, ya has meditado sobre lo de poner en tu vida a un perrito??
      Ya sabes que yo te animo a que lo hagas…te aportará tanto…!!
      Te mando un gran abrazo,
      Amaya

  2. Hola cariño,me ha encantado esta entrada.Me ha afirmado en un pensamiento que me viene a menudo,cuando observo cómo llegan los perros a nuestras vidas.En realidad muchas veces pensamos que son los perros (o los animales en general) los que nos necesitan para vivir mejor…y yo creo que llegan a los hogares y a las personas que más los necesitan a ellos.De alguna manera eligen con quien quedarse,y siempre con una entrega y lealtad incondicional,dando a cada uno justo lo que estaba necesitando. Realmente son nuestros grandes maestros…
    Te quiero mucho.
    (Por cierto…por si no me has reconocido,soy Cris)

    • Lyla amor,
      Gracias por tu comentario,enseguida reconocí leyendolo que eras tú quien escribia.
      Shiro es fundamental en mi proceso de sanación, estoy de acuerdo contigo, cuando llegó a mi vida, todavía viviamos en un piso pequeño, era un cachoro con muchas pintas de hacerse grande, no habiamos encontrado un lugar a donde mudarnos para que yo pudiera respirar y si continuabamos en el piso, sabiamos que tendriamos que salir nosotros para que él pudiera entrar jejeje, te acuerdas de aquel piso en el que viviamos, tan pequeñito?bueno pues aún así, el amor hacia él ya se habia instalado en mi corazón y entendí, como tú bien dices que por algo había llegado a mi vida y no podía negar lo que desde el principio sentí hacia él….una historia de amor, lo sé!!!
      Hoy como todos los días Shiro me ha sacado de la cama y me ha llevado a pasear por la montaña,ha sido corto el paseo pues muy me siento dolorida pero sabes que??en el camino de regreso a casa, ya me encontraba algo mejor………
      Sí, es cierto, los perros son uno de nuestros maestros, siempre pacientes, leales, incondicionales..
      Gracias por leerme,
      Yo también te quiero,
      Amaya

  3. Hola Amaya,
    soy una nueva y fiel lectora,y también admiradora tuya
    me pareces una persona especial y mágica
    y me alegro muchisimo haber encontrado tu blog
    cómo me has emocionado con Shiro..y cuánto te entiendo..
    disfrutalo mucho, son los mejores
    un abrazo fuertote de esos que tanto te gustan , que por aqui no hacen daño
    Lur

    • Lur ohhhh!!Gracias por tu comentario, que palabras tan bonitas, te lo agradezco.
      Shirito, mi amigo, que relación tan especial…me da tanto a cambio de tan poquito!
      Me alegro de que mi blog te sirva, cualquier cosita estoy a tu servicio.
      Siempre creciendo, siempre sanando,Aleluya! Amaya

  4. hola amaya!!a mi me ha llegado muy adentro y me emocionado mucho, yo tb quería un perrito, pero debido a como esty, pensé que no podía cuidarlo………me has hecho reflexionar, en que pueda vivir sola en mi casa de nuevo, lo acogeré!!!mil gracias por tu blog, no te imaginas lo que significa, y tu para mi………esta entrada ha hecho qque me toque el corazón, al igual que otras muchas.
    gracias de todo corazón

    otro abrazo enorme 🙂

    • Querida Vanesa,

      gracias por ser tan valiente y aceptar el reto!!!

      claro, pronto podrás tener un perrito y verás cuanto te ayuda…es puro amor incondicional!!

      un abrazo enorme para tí también.

  5. Que alegria que hayas compartido tus emociones con nosotros al lado de Shiro!!

    Ojala mucha gente entienda y se de cuenta de que los animales en general y los perros muy particularmente son una gran bendicion para la humanidad. Todavia no somos conscientes de cuanto pueden hacer ellos por nosotros. Ojala empezemos a valorarlos y a tratarlos a todos con la dignidad el respeto y el amor que se merecen.
    Gorka estaba por una carretera abandonado hace trece años, tendria unos siete meses me dijo el veterinario. Cuanto agradezco haberme encontrado con el aquel dia de septiembre. Es una de las mejores cosas que me ha pasado en mi vida!!!
    Que sigas disfrutando a su lado muchos años. Besos para Shiro y para ti!

    • Muchísimas gracias por dejarnos tu comentario.
      También siento que Shiro es una de las mejores cosas que me han pasado en la vida, es mi compañero de camino, leal, fiel, cariñoso y lleno de una energía sanadora que me inunda cada día!
      Un abrazo cálido para tí y para Gorka!

  6. Hola Amaya, yo tambien te sigo hace tiempo, sigo en mi dura lucha por curarme, no es facil un dia doy un paso adelante y otro dos para atras, yo tambien tengo un golden retriver que casualmente se llama shiro como el tuyo es el segundo que tengo el primero lo mato un coche a los diez meses este ya tiene 17 espero me dure mucho pues se ha convertido en todo un apoyo para mi le quiero un monton y me hace muy feliz a mi y a tida mi familia, un saludo y seguimos en contacto vero

    • Veronica,

      gracias por tu comentario.

      mi vida es maravillosa junto a Shiro, es una amor tan incondicional, tan intenso, tan de verdad! Con él nunca me siento sola!! Es mi gran amigo…

      me alegra que tu Shiro os brinde tantas alegrías como a mi el mío.

      seguro crecerá fuerte, alegre y sano!!!

      bendiciones para tu camino…

      es posible!!!

      Amaya

  7. Pingback: Sin ti, no es lo mismo… | La Sanación de Amaya

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *